23 jun. 2011

Química

El espíritu es solvente de la carne y yo era de tu carne indisoluble, hasta que el tiempo nos separó por destilación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario