27 jun. 2011

No todo lo que brilla es oro II

Regresa del trabajo, satisfecho tras presumir su viaje a Europa con fotos y video. Mientras abre la puerta de la vecindad tras dos horas de trayecto en transporte público, recuerda que, lástima, de nuevo no le alcanzó para comprar el cuaderno de su hijo, quien hace una semana lleva a casa nota tras nota de su maestra, en las que informa que otra vez no entregó la tarea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario