30 jun. 2011

Omisión

Está viéndose,enojado, desde arriba en su ataúd. Como ahora puede oír, escucha los acordes del Réquiem en Re Menor de Mozart sonando en su funeral.
Se pregunta, una y otra vez, cómo no se le ocurrió escribir a él un réquiem cuando terminó la sinfonía Heroica, si el segundo movimiento es una Marcha Fúnebre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario