30 jun. 2011

Parte de la obra

Se hizo estallar en la ventana más alta de una de las torres y las partículas de su cuerpo quedaron esparcidas por todo el lugar. El motivo no quedó claro hasta que un periódico catalán informó que, el día anterior, este individuo supo que no había permisos para lanzar cenizas humanas, en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario