27 jun. 2011

Y vivieron felices para siempre

El vampiro no besó a la princesa en los labios: mordió su yugular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario