30 jun. 2011

Nave clase Olympic

—No desfallezcan, cumplimos la misión: encontrar agua en una superficie planetaria susceptible de ser colonizada o, al menos, para ser usada como fuente de abastecimiento. Resistan, pronto vendrán por nosotros.

—La... la encontramos, capitán —dijo alguien con voz emocionada pero temblorosa por el frío.

“Si, la encontramos —pensó con amargura flotando en el espacio—. Esa maldita roca de hielo nos hizo un agujero tan grande que apenas tuvimos tiempo de evacuar. ¿Indestructible? Con trabajo si logramos ponernos los trajes. Cuando lleguen las naves de rescate, estaremos todos muertos de hipotermia.“

No hay comentarios:

Publicar un comentario