30 jun. 2011

Murmullos en el Louvre

—!Pues yo no sé de que te quejas —estalló la Victoria Alada de Samotracia al oír los lamentos de la Venus de Milo—, al menos conocen tu rostro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario