30 jun. 2011

Despedida

 Hoy vengo a despedirme de todos ustedes. Debido a las certeras opiniones de mis críticos he decidido no continuar. Concluyo que no sirvo para esto y es menester dejarlo, antes de confundir tesón con necedad. Estas son entonces mis últimas líneas, dedicadas a ustedes, amigos, para agradecer la paciencia y el tiempo invertidos en la lectura de mis textos. Ha sido toda una experiencia; los recordaré con cariño.

Adiós.

¡AJAJÁ! ¿Y qué dijeron: ¡uno más que muerde el polvo!? ¡PUES NO! Hace falta bastante más que eso para hacerme desistir. Así pues, me seguirán leyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario