30 jun. 2011

Adicción al juego

Falto de plata, propuso al barquero jugar al dominó la pasada del río. Desde entonces, las almas se las ingenian como pueden para atravesar el Aqueronte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario