30 jun. 2011

Desterrada del paraíso

Siente que no vale nada. Además del intenso dolor físico de su cuerpo doblado en ángulos extraños, sufre la profunda pena —como otras a su lado—, de portar sólo unas pocas frases incoherentes grabadas en su alma. Infortunada hoja que no formará parte de obra alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario