23 jun. 2011

Fin del mito

"Tienes que ir al sauzalito hechizado y cortar la flor que crece entre los dos árboles más grandes", creyó oír mientras lloraba.
Con miedo, se dirigió hacia el lejano y oscuro lugar, donde se rumoraba, vivía un espíritu maligno de lengua bífida que devoraba a los hombres. Por la recuperación de su hijo, enfrentaría lo que fuera necesario.

Al caer la noche lo vieron regresar, cansado, pero con la planta. El niño se no curó, pero el sortilegio dejó de existir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario