3 jul. 2011

Morir no es tan malo

Quiere matarlo de una manera inusitadamente dolorosa. Busca en sus recuerdos, se documenta en formas de morir, consulta con médicos, pregunta a los amigos, pero ningún sufrimiento alcanza para satisfacerlo.
Al final, se da cuenta de que funciona mejor jugar con todos esos métodos, pero dejándolo vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario