4 jul. 2011

No vida, no muerte

El gatillo no se mueve. El tedio impera. Apático, duerme para tener razones, al menos oníricas, de no existir. En vigilia no hay motivo para ninguna detonación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario