3 jul. 2011

La esperanza muere al último

—Mi amor, ¿dónde vamos a pasar la Navidad este año, con tu familia o con la mía?

—¡¿Cómo?! ¡Qué pregunta tan estúpida! —dijo cruzándole la cara con una bofetada, ni tardo ni perezoso— ¡Pues con la mía, idiota! ¿Por qué todos los años tengo que estar educándote?

No hay comentarios:

Publicar un comentario