3 jul. 2011

Llegando al final

 "Nunca puedo escucharlas completas", pensó cuando las oraciones eran repetidas por la maestra de catecismo, un segundo antes de alcanzar el orgasmo en el confesionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario