19 jul. 2011

Inocencia

Escondido, espía al público, compuesto casi en su totalidad por adultos. Sí, ahí esta; nunca se pierde el festival de fin de curso. Lo invade un estremecimiento cuando lo ve, y siente un poco de náusea al recordar lo que sucede durante los recreos del kinder. Todos los niños lo saben, y miran con lástima a aquel que llega tarde al aula.
Él quiere salvar a sus compañeros. Por eso, cuando le toque actuar, rugirá mucho y muy fuerte, para asustarlo y que corra, que se vaya lejos. Después de todo, por eso pidió el papel del Lobo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario