5 jul. 2011

Obsesivo compulsivo

Sus últimas ataduras al mundo persisten. ¿Cómo carambas se olvidó de apagar la luz de la cocina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario