3 jul. 2011

Diversión premeditada

Mi autopsia sí que cosechará aplausos. No en balde especifiqué en el testamento que, para heredar, cada uno de los interesados debe batir palmas y ovacionar cada vez que se extraiga un órgano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario