4 jul. 2011

A ojos cerrados

 "¡Uno para todos, y todos para uno!" era el grito de guerra de los intrépidos navegantes, para surcar el mar de letras desconocidas, confiando el uno al otro, el final de sus cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario