4 jul. 2011

Vigilia

En el ombligo de la amante ocasional del cura quedó un poco de ceniza. Y es que había que inicar la cuaresma de manera adecuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario