3 jul. 2011

Invitado de honor

Su rodilla fracturada años antes falló en avisarle que el tiempo cambiaría. Está atrapado sin remedio en la nieve movediza, hundiéndose poco a poco, de regreso al averno.
Mientras, en la calidez de un hogar, lo esperan ansiosas las brujas para iniciar la fiesta mensual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario